En Salta se multiplicaron los pañuelos

Pañuelos en Plaza Belgrano
Borraron los pañuelos, pero los volvieron a pintar (foto: Marcela Gutierrez)
Download PDF

En todo el país la consigna fue “si tocan un pañuelo, pintamos miles”. Fue una intervención colectiva, plural, que reunió iniciativas para expresar la vigencia del reclamo de Memoria, Verdad y Justicia.

En Salta los pañuelos llegaron a diversos espacios públicos incluyendo plazas, escuelas, la Universidad Nacional de Salta, entre otros.

Pañuelos en Plaza Belgrano
Borraron los pañuelos, pero los volvieron a pintar (foto: Marcela Gutierrez)

Apenas pasadas las jornadas por la Memoria, en distintos lugares de la ciudad de Salta se agredieron a las imágenes: en la Escuela Camino del Inca, en la localidad de Vaqueros -al norte de la capital salteña-, los pañuelos fueron vandalizados y luego tapados; y en la Plaza Belgrano, una agrupación tradicionalista tomó por mano propia la decisión de borrarlos, asumiendo la totalidad de la custodia del legado histórico local y rechazando la coexistencia de los homenajes.

Pero, como rezaba la consigna, hubo respuestas colectivas y los pañuelos se volvieron a pintar.

Esta mañana, la comunidad de la escuela Camino del Inca, docentes, padres, alumnos, la agrupación H.I.J.O.S. participaron en una actividad en la que volvieron a pintar los pañuelos. Estuvo presente la directora de la institución, quien reivindicó las actividades por la memoria, aunque señaló que el espacio público fuera del edificio escolar está fuera de su ámbito de acción. Los padres y amigos de la institución asumieron la responsabilidad por la tarea.

Por la tarde, militantes de diversos espacios se reunieron en la Plaza Belgrano para restituir el símbolo de la memoria y de la lucha contra la dictadura militar y cívica que sufrió nuestro país entre los años 1976 y 1983. Fue un grupo de mujeres que se convocó a través de la Asamblea Feminista, la cual está integrada por organizaciones políticas, periodistas del medio, H.I.J.O.S., y organizaciones sociales

Ahora los pañuelos  ocupan todo el perímetro de la plaza, muchos más de los que había inicialmente, como una clara afirmación de la disposición a defender el símbolo de la lucha y de la resistencia contra la dictadura.

También se conoció hoy una carta abierta de la directora Lucrecia Martel dirigida al gobernador salteño Juan Manuel Urtubey y al Arzobispo Mario Cargnello; la cineasta  se refirió a la acción de la Agrupación tradicionalista señalando que “unos hombres disfrazados de gauchos han borrado los pañuelos de las Madres que se pintaron en la plaza Belgrano”.

Martel también expuso lo que sin dudas resume la discusión con quienes eliminan las pintadas: “no creo que al General Güemes le hubiera ofendido pañuelos de madres capaces de enfrentar a una dictadura asesina para buscar a sus hijos, que todavía hoy están desaparecidos”, escribió.

Puede leer la carta completa en la web de la Agencia Paco Urondo, en La Gaceta de Salta y en Tiempo Argentino, entre otros medios.

Puede interesarle:

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*