Denuncian inacción del gobierno salteño por las víctimas del alud

Download PDF

La Comunidad del Pueblo de Tastil emitió un comunicado denunciando que el gobierno salteño no prestó ayuda para el rescate de las víctimas del alud del 15 de enero pasado, destacando que la asistencia temprana podría haber salvado vidas.

Alud Salta
El alud en Salta dejó 2 víctimas y decenas de familias sin hogar

El texto cuestiona las informaciones de prensa difundidas en base a las versiones del gobierno, y señala que las autoridades se negaron a colaborar en la búsqueda de dos personas de la comunidad que estaban desaparecidas y que a la postre fueron encontradas sin vida.

Ante esta situación, los propios miembros de la comunidad y familiares de los afectados se dirigieron hacia el lugar sin contar con medios adecuado y ante el riesgo cierto de nuevos derrumbes y aludes en la zona. Ellos recuperaron los cuerpos de Bernardina Vilte -habitante de la comunidad de Abra de la Cruz- y de Hipólito Quipildor, quien se encontraba de visita.

A continuación, reproducimos el texto completo:

Salta, 23 de Enero de 2017
PARTE DE PRENSA
  El pasado día 22 de Enero de 2017, reunidos en Asamblea Extraordinaria, hemos analizado los acontecimientos del pasado día 15 de Enero de 2017 en el Paraje Comunitario Abra La Cruz, y resolvimos de manera unánime dar a conocer la realidad de los mismos a los fines de contrastarlos con las versiones expuestas desde los organismos públicos – Defensa Civil, Ministerio de Asuntos Indígenas, Policía de la Provincia de Salta – y replicadas por ciertos medios de comunicación se han desinformado a la población en esa inteligencia de tomar por ciertos los partes oficiales, que en este caso distan en demasía con la realidad.
  Asimismo denunciamos públicamente la inacción del Estado Provincial en el rescate de dos seres humanos, hermanos de nuestra comunidad, con motivo de un alud ocurrido en esa zona, ante la denuncia fehaciente efectuada en esos organismos/dependencias de la desaparición de Bernardia Vilte e Hipólito Quipildor, bajo absurdas excusas asentadas en supuestas condiciones climáticas adversas, en falta de medios o en circunstancias geográficas inestables, todo lo cual adolece de falsedad absoluta.
  Ante el desarrollo real de las situaciones, esta Asamblea en pleno se ve en la obligación de denunciar públicamente la omisión de auxilio del Gobierno de la Provincia de Salta, del Ministerio de Asuntos Indígenas, de Defensa Civil de la Provincia de Salta y de las Fuerzas de Seguridad en cualquier iniciativa de rescate de las personas afectadas, las que resultaron a la postre fallecidas.
  Ante la toma de conocimiento de un alud de lodo y piedras en el paraje referenciado, y anoticiados de la desaparición de los hermanos mencionados en la zona de los hechos, donde moraba de manera permanente la Sra. Vilte y se encontraba de manera ocasional el Sr. Quipildor, los miembros y dirigentes de las comunidades indígenas dan aviso a los servicios de emergencias, sin que estos intenten al menos acudir a los pedidos de socorro efectuados.
  Como se dijo, el alud tuvo lugar el día domingo 15, y desde el día siguiente, las autoridades tenían las denuncias efectuadas acerca de las desapariciones. Como se sabe también, en toda situación de desmoronamiento o catástrofe similar, las probabilidades de encontrar personas afectadas con vida es alta, siempre que se actúe con celeridad y eficiencia. Aquí directamente no se actuó, decidiendo por omisión las autoridades abandonar a las personas a su suerte.
  Debe aclararse que desconocemos si la muerte de los hermanos se produjo de manera instantánea o si se debió a la asfixia ocasionada por la acumulación de sedimentos sin rescate oportuno, pero lo cierto es que si existían chances de salvar dos vidas, las mismas se esfumaron por la omisión del Estado Provincial en brindar los inmediatos auxilios correspondientes.
  Ante esta situación de abandono y desamparo de las autoridades provinciales, familiares y miembros de las comunidades decidieron emprender el rescate de las personas o de sus cuerpos por sus propios medios y sus nulos recursos de traslado, de primeros auxilios, de propia supervivencia y de excavación, poniendo incluso en riesgo sus propias vidas ante la posibilidad de nuevos derrumbes y aludes en la zona. Ningún riesgo hubieran corrido escuadrones especializados que incluso por aire pudieron perfectamente haber accedido al lugar de los hechos en minutos. El Abra la Cruz, es un lugar despejado y plano, en donde un helicóptero accede con suma facilidad. El lugar de la vivienda afectada, por cierto, pudo ser ubicado o señalado por cualquier miembro de la comunidad. Como se aprecia, no había excusas.
  Luego de más de doce horas de marcha, a pie y a caballo, lograron algunos miembros y familiares llegar al lugar del alud, y el día miércoles, a las 15:00 hs., pudieron recuperar el primer cuerpo, del Sr. Quipildor, luego de cavar con rudimentarios instrumentos, el cual yacía aplastado bajo los restos de la vivienda. Al día siguiente por la mañana se recuperó el cuerpo de la Sra. Vilte.
  Ascenso nocturno, excavación, rescate y traslado de los cuerpos, se realizó sin ningún tipo de ayuda o auxilio de las autoridades provinciales o dependientes, fuerzas de seguridad o servicios sanitarios.
  Dada esta situación, se decidió trasladar los cuerpos desde Inkawasi a Pascha, recorriendo una distancia de ocho horas de marcha con una camilla improvisada de troncos y frazadas encontradas en los restos de la vivienda. Ello, sorteando caminos sinuosos de extrema peligrosidad, productos de las recientes lluvias que se dieron de la zona.
  Fue en el Paraje Pascha que recién recibimos auxilio de ambulancias y policías, y a partir de allí fueron trasladados los cuerpos hacia la localidad de Ingeniero Mauri, donde finalmente descansan nuestros hermanos.
  Nosotros, como comunidades indígenas pertenecientes al Pueblo Tastil, con territorio en la Provincia de Salta, hemos sido totalmente abandonados por los organismos públicos ya mencionados, y desmentimos de manera categórica las manifestaciones vertidas por los funcionarios a través de diferentes medios de comunicación, consistentes en que efectivamente se pusieron a disposición del rescate, puesto que resulta esta una aseveración totalmente falsa, lo que tenemos documentado, por cierto.
  Denunciamos públicamente de esta manera al Gobierno de la Provincia de Salta por su absoluta omisión de auxilio y abandono de personas, tan personas como otras, al evitar acudir al rescate de nuestros hermanos sin saber si se encontraban con vida, por ni siquiera emplear medio alguno incluso para recuperar los cuerpos con posterioridad o suministrar movilidad, y por poner en riesgo a la totalidad de la comunidad que por propia iniciativa y sin medios técnicos emprendió el rescate, ante condiciones absolutamente adversas. Nos sentimos, de esta manera discriminados, y con una total sensación que quizás pudieron salvarse vidas y que se eligió no hacerlo.
  Como si esto fuera poco, y sin vergüenza alguna, culmina el triste rol del Gobierno de la Provincia con la auto atribución de tareas de rescate en las que no participaron de ninguna manera, teniendo los medios para hacerlo.
  Anhelamos el esclarecimiento de esta situación y que la justicia actúe a los fines de determinar las responsabilidades institucionales y personales que correspondan.

 

About ANCLA Agencia de Noticias y Comunicación

View all posts by ANCLA Agencia de Noticias y Comunicación →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *