Persona Grata

Download PDF

Bruno Arias y su banda actuaron en la Universidad Nacional de Salta el lunes 23, luego de que el gobierno jujeño impidiera su presentación en el octavo encuentro de escuelas rurales.

El recital fue organizado por el sindicato docente de la Universidad (ADIUNSa) y contó también con la participación de las bandas locales Adobe y Juanetes, y con un breve recitado a cargo de la poeta Florencia Arias.

El músico iba a presentarse en el Octavo Encuentro de Escuelas Rurales que se iba a desarrollar en Lagunillas del Farallón. Luego de presiones sufridas por los docentes y por autoridades escolares por parte de las autoridades jujeñas. Arias decidió no actuar en ese marco; en cambio, se trasladó hasta La Quiaca y a pueblos vecinos con su música. De todos modos, el encuentro fue suspendido por el gobernador Gerardo Morales.

Cerca de las 20:00 hs., luego de las actuaciones de Adobe Rockandroll y Juanetes -banda con gran predicamento entre el público infantil- , Bruno Arias se subió al ocasional escenario ubicado frente al mural que recuerda a los desaparecidos de la UNSa. Se trata de un lugar cargado de simbolismo, donde hubo un aula en la que se reunía la militancia estudiantil y que fue destruida por una bomba en 1974.

El cantante y compositor presentó temas de su último disco, acompañado por Nicolás Segovia en charango, Juan Carlos Vargas en el bombo y los violines de Adrián Rengifo y Ariel Romano. El rapeo de Facundo Max Graf y de Lucho Carrizo también aportaron momentos destacados en el recital. También se escuchó el violín de Bautista Shulka. Bruno Arias invitó a cantar a Diego Maita, bajista de Juanetes y tesorero de ADIUNSa.

Además de la música, el recital tuvo picos emotivos cuando el músico se refirió a Santiago Maldonado y cuando recordó a lxs 30.000 desaparecidxs. En un momento, Arias registró desde el escenario el entusiasmo de la gente, exclamando “así me recibe Salta”, en una alusión a la censura sufrida en Jujuy. “La cultura no se censura”, fue una expresión repetida en la tarde-noche. El público aplaudió las reflexiones sobre la realidad social, contra la megaminería y a favor de los reclamos de los pueblos indígenas, temas presentes en las canciones y en las palabras del cantante.

El recital cerró con “Caminantes”, redondeando una velada necesaria, que contó con una asistencia de cerca de 1.000 personas pese a haber sido organizada y difundida en pocos días.

Al finalizar, Bruno conversó con la dirigente de Derechos Humanos Mirta Torres y con su madre Dina, fundadora de Familiares de Detenidos-Desaparecidos por razones Políticas y Gremiales de Salta.

También se hizo tiempo para conversar con medios de comunicación alternativos y populares, consecuente con su postura a favor de los mismos.

Fotos: María Alaniz

Puede interesarle:

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*